noticia-ejemplo

Ojo seco: Molestia que perjudica la visión

El suero autólogo, elaborado en base a la sangre del paciente, permite hidratar la vista de manera segura y con resultados óptimos.

El síndrome de ojo seco se produce por la falta de lubricación ocular producto de una insuficiente producción de lágrimas o problemas en su composición, lo que impide humectar los ojos y eliminar la presencia de partículas en la esa zona.

Esta patología se presenta generalmente a medida que se envejece, pero también puede relacionarse con problemas hormonales. Otras causas externas tienen que ver con que la persona esté en un ambiente seco, mucha exposición al sol y tabaco, uso de medicamentos para el resfrío o alergias, quemadura ocular, cirugías y problemas relacionados al sistema inmune, por ejemplo Síndrome de Sjögren y alergias oculares.

Los síntomas habituales son visión borrosa, irritación, ardor, y eliminación de secreción mucosa, entre otros.

Para tratar el ojo seco, lo habitual es utilizar colirios, gel o ungüentos de lágrimas artificiales, pero en la actualidad, también existe el suero autólogo.

Esta sustancia es obtenida de la sangre del paciente y ayuda a la regeneración del epitelio corneal, gracias a la presencia de factores como EGF, TGF beta y vitamina A. Además, contiene inmunoglobulinas que favorecen la viabilidad de las células de epitelio corneal, humectación y desinflamación de diferentes tipos de trastornos en la capa superficial del ojo.

El suero autólogo es un lubricante ocular natural, personalizado e intransferible, es 100% libre de preservantes y sus componentes son similares en un 99%, a los de la lágrima.

Para mayor información:
56 2 2580 2292
contacto@lincelabs.com
Condell 679, Local 103, Providencia, Santiago.