pieLa falta de sensibilidad en las extremidades inferiores y sus dramáticas consecuencias son una realidad en los pacientes diabéticos, por eso es clave un tratamiento eficaz.

El conjunto de problemas que ocurren en el pie como resultado de complicaciones y lesiones derivadas de la diabetes, se conoce como pie diabético. Los pacientes que padecen de este grave problema pueden sufrir gangrena y amputación de alguna de sus extremidades.

En muchas oportunidades, las dificultades comienzan por una lesión en el pie producto del exceso de presión repetitivo que produce el caminar. En las personas sanas, esto no es problema, ya que la piel es sensible al dolor y alerta sobre la herida. Pero, lamentablemente, algunos pacientes que tienen lesiones nerviosas de origen diabético, sufren de una alteración en su capacidad para sentir dolor, por lo que su pie queda desprotegido al no tener sensibilidad. Debido a lo anterior, solamente notan que tienen una ulceración cuando esta ya es avanzada.

Los pacientes diabéticos además tienen por su condición una baja en la inmunidad y retardo de la cicatrización a nivel de la piel y la mucosa. Una pequeña herida o un mal corte de uñas, por ejemplo, se puede transformar en una llaga profunda que, al no recibir el tratamiento correcto, termina en necrosis.

El tratamiento para lograr la curación de una úlcera de pie diabético se enfoca en disminuir la presión en el área del pie que se encuentra afectada. Hoy también existe un nuevo tratamiento basado en el uso de injertos de membrana amniótica, el que ha tenido prometedores resultados en el manejo y alivio de heridas de difícil cicatrización.

No hay que olvidar que un paciente afectado por una ulceración de estas características puede estar meses o años con este problema, lo que afecta directamente su calidad de vida e independencia. La utilización de parches derivados de la membrana amniótica entrega una real posibilidad de curación.

Para mayor información:
56 2 2580 2292
contacto@lincelabs.com
Condell 679, Local 103, Providencia, Santiago.